La externalización es una herramienta muy útil para que una empresa consiga mejorar sus resultados

Las empresas se dieron cuenta de que necesitaban a otras personas que desempeñaran por ellas tareas que les restaban recursos y no les aportaban nada. El desarrollo tecnológico ha potenciado esta figura, ya que ha surgido la necesidad de ofrecer un servicio muy especializado y en continua evolución. 

Una tarea difícil

Sin embargo, no siempre resulta fácil poner en manos de terceros actividades que son fundamentales en el día a día de la empresa. Por este motivo, a la hora de externalizar es fundamental establecer con la empresa a la que se encargan esos servicios una relación de socios. Que no sólo se creen sinergias entre ellos, sino que además cada uno se dedique a hacer lo que sabe. Otra de las claves,  es que ambos socios tengan objetivos convergentes.

 

Un compromiso

 

El compromiso de la empresa de servicios se manifiesta en dos sentidos. Por un lado la relación de confianza con el cliente, por otro la confianza y fidelidad del empleado en la empresa. ¿Qué mejores embajadores que los propios empleados para expresar las capacidades de la empresa?

 

Una visión global

 

S2T aporta a sus clientes la externalización de servicios tradicionales, la posibilidad de incorporar soluciones que generen valor al negocio y proyectos que permitan la evolución funcional y operativa del cliente.

Los proyectos de valor añadido permiten además a los empleados de S2T el desarrollo profesional adecuado con unas perspectivas de aprendizaje tanto tecnológicas como funcionales.

 

Creamos equipo, con nuestros clientes y con nuestros empleados